La llamada millonaria se caracteriza por ser efectuada a la residencia de la víctima y donde los delincuentes suelen asumir roles de abogados o autoridades judiciales policiales para convencer al que la recibe. Te recomendamos:

1. Tener como empleada doméstica a una persona de entera confianza, conocer su procedencia y familiares cercanos.

2. No autorizar a sus empleados a tomar decisiones sobre sus recursos sin ser comunicado previamente. 3. Evitar que las empleadas domésticas tengan acceso a su dinero, joyas, elementos de valor o piezas de colección. 4. Recomendar a su empleada no entablar diálogos telefónicos con desconocidos. 5. Tenga cuidado si su empleada doméstica da muestra de familiaridad con extraños o es frecuentada por personas que usted no distingue.